viernes, 24 de febrero de 2017

Romance de carnaval

Tomaré gomilla a tiempo
de cumplir con la maldad
de tenerme por tan feo
que, llegado el carnaval,
a los rasgos que ya ostento
no cupiera añadir más.
 
Ufano y minimalista
en el mundo del disfraz,
a la calle ya me marcho
a ver si es de verdad
el disfrute que se dice
procura ya este solaz.
 
Y doy fe del entusiasmo
que gozan en general
todos los que, enmascarados, 
ya no ocultan la verdad
de esa existencia que guardan
todo el año en el desván.
 
Pasa un grupo desgarbado
que de 'Tripartito' va.
Eso dicen mientras pasan
por plaza del Arenal
dirección a Consistorio:
"Nos vamos a negociar!"
 
Mejor dejarlos camino
de lo que dicen que harán
que averiguar las razones
por las que ahora desgastar
créditos que guardarse
para en dos años votar.
 
Y por Lancería llegan
pareciendo en carnaval
los turistas de sandalias,
calcetín blanco y pulgar
adherido a ese mapa
de la ruta que andarán.
 
Me dicen que eso que llevan
buscando la novedad
de esta ciudad de bodegas,
caballos y buen yantar
no tiene nada que ver
con lo que llaman disfraz.
 
Creerlo y no averiguarlo
me propongo yo sin más,
pero vuelvo la cabeza
y me pregunto cabal:
"Que siempre visten así
cuando les toca viajar??"
 
Válgame Dios y la Virgen!
Y los que vienen detrás??
Esos de traje chaqueta
que en el banco ven entrar?
De qué disfrazan su porte?
Tampoco ellos cantarán...
 
coplillas que ironicen
la vida de la ciudad
otorgando a la existencia
el mejor saber estar
que las risas ya provoquen?
Pues parece carnaval!
 
Y tanta bici que cruza
por acá y acullá?
Deben ser la agrupación
'Pedalea sin preguntar'.
Pero ese carril bici
no es el Falla... Verdad?
 
Ya me aprieta la gomilla
y sigo sin encontrar
lo que al salir a la calle
me propuse conquistar.
Este Jerez no me ayuda.
Será cosa de esperar.
 
En cualquier caso no dudo
que no es sólo por disfraz,
que por máscaras no queda
en esta nuestra ciudad
que trasviste todo el año
en eterno carnaval!!
 
 

viernes, 3 de febrero de 2017

Romance runero

Calceme presto mis 'zapas'
cuando, casi madrugada,
guadalquivireñas brisas
a mi cuerpo ya llegaban
envolviendo de presagios
la despuntada alborada.
 
No pudo la presidenta,
a la que llaman Susana,
impedirme el cumplimiento
del sueño que me esperaba,
así que la noche supo
de mi hispalense morada.
 
Y, si organicé estancias
desde víspera tan sana,
ni que Díaz en Alcalá
me zurrara la badana
freno al Gaby que corre
para estar donde soñaba.
 
La noche tuvo delicias
que en el Postigo hablaban
de la atemperada Hispalis
con su Torre y su Giralda,
'mediomaratoneando'
ya en el sábado de marras.
 
Pero amaneció el domingo
y ocho mil y un espadas
preparaban la faena
que no requirió Maestranza,
sólo calles de tronío
y ser yo mismo un 'miarma'.
 
Y en La Cartuja el bullicio,
y en la avenida las salvas
que dieron salida presta
a los apuestos que saltan
calentando esas piernas
para lo que aguardaba.
 
Kilómetros? Veintiuno!
Y los runners? A mansalva!
A Los Remedios, Triana
y La Barqueta con galas
de timbales batuqueros.
Ole la gracia gitana!
 
A Torneo ya salimos
y la calle la estiraban.
Arjona propone el arco
de la mitad que nos falta
y en La Palmera ya suenan
aficiones verdiblancas.
 
Vámonos de aquí que el duelo
con aquél que llaman 'Barsa'
ya presagia multitudes
y con la nuestra ya basta.
Además, que María Luisa
con su parque es escala...
 
por la que subir al centro
y alcanzar la Campana.
Las piernas parecen fuertes
pero la cosa se alarga
y apretando los dientes
llegaré donde está el agua.
 
Ni los vasos por el suelo
ni los charcos ni las chanzas
proporcionan otra cosa
que no sea la algarada
que alientan los sevillanos
desde la acera del alma.
 
Y apareció Macarena
bendiciendo hasta las nalgas
castigadas para entonces
por zancadas tan tan largas
que hasta en la cofradía
nos preguntan con su gracia...
 
"Chiquillo, adonde vais,
que parece paso de agua
ése que todos lleváis
camino de lo que llaman,
válgame Dios y la Virgen,
el parque de Isla Mágica".
 
Es carrera que ya cunde,
ya me espera la medalla.
Media Maratón, Sevilla,
otra experiencia que llama
para sembrar sus detalles
en la memoria galana.
 
Que termino la carrera!
Que túnel de luz tan clara
jamás soñé para acceso 
de La Cartuja que allana
el camino de una gloria
con la que el running me sana!

 

miércoles, 25 de enero de 2017

Romance de la bicicleta

Érase aquello que era
un recuerdo que se aleja
a medida que los años
no se paran, pedalean...

dando olvido a esas cosas
que en la mente se nos quedan
como experiencias que fueron
felices y placenteras.

Érase, veraz y cierto,
un deseo que se deja
entrever como posible
cuando ya la cuarentena...

se cumplió sin que por ello
abandonara quimeras
que la imaginan ahora
como ciclista no nueva.

Desde aquellos quince años
llovió mucho y papeletas
de las que la vida guarda
dejaron la bicicleta...

como remota conquista
que soñar sin discinesias
ni parones ni bloqueos
ni levodopas de ésas.

Pero un Parkinson ciclista,
que no correrá la Vuelta
pero alegrará la vida
respondiendo a la propuesta...

es posible en el domingo
de Los Toruños sin siesta
en el que poner las pilas
a los sueños que se aprestan.

Érase la emoción
bajo el sol de unas calendas
impropias de más calores
que los que el alma encienda.

Y érase ya la expresión
de una Carmen que confiesa
con su cara iluminada
que es posible esa fiesta...

de un ejercicio tan bueno
no sólo para las piernas,
también es un reto grande
ante el que no se arredra.

"Queremos ahora alquilarle
dos de esas bicicletas".
Y allí estaba, apareció
con sus ganas de epopeya...

sobre el sillín, sonriendo
y mostrando sin problemas
que a poco que se animara
me ganaba la carrera.

Érase pues ese logro
en la mismísima vera
del llamado Río San Pedro,
con marismas y arboleda.

Érase así el milagro
que las ganas alimenta.
Érase, sí, una rubia
que volvió a la bicicleta!!


martes, 10 de enero de 2017

Romance del botoncito

Es posible la epopeya
del aparato maldito?
Se están volviendo rebeldes
artilugios y prodigios?

El ser humano sufriendo
y quedándose proscrito
al imperio que se impone
desde un simple botoncito?

La alcaldesa de Jerez,
que sabe de lo que escribo,
explica que el Villamarta
padece el requisito...

que la informática dicta
ofreciendo el numerito
que acalla las voluntades
y nos brinda todo un hito.

Resulta que aprobaron
presupuestos que, lo admito,
costaron hasta dos plenos
para salvar del peligro...

que a aquellos trabajadores
del teatro un precinto
colocaba en su futuro.
"Votad que sí, os suplico!"

A la segunda llegó
y el presupuesto justito
rozó campanas calladas,
sin sones ni gorgoritos.

Ea, ya tienen futuro!
Ya sentimos el prurito
de haber ganado la causa
de un cauce que exige rito.

Que aún habría de faltarnos
un 'sí' sin concejalitos
levantando esos dedos
que dotan de dinerito...

a la nueva fundación
que otorgará el destino,
al teatro y su gente,
de un futuro bonito.

Que nos queda otro dedo
que apretando el 'enter', dijo,
suba a una plataforma
las voluntades que cito.

Y hete aquí que no deja
la informática, ojito,
dejando a la plantilla
navidades sin el pico...

de la nómina y la paga.
Pugnar hasta voz en grito
en ese salón de plenos,
que os quedará el delito...

de zamparos la desgana
de la máquina y su sino
de depender finalmente
de ese puto botoncito!


domingo, 8 de enero de 2017

Romance de enero

Los papeles y cartones
ya se llevó el basurero,
y el árbol de Navidad
por viejo se fue el primero.

El hueco del nacimiento
en la balda quedó austero,
vacío y aún sin nada
que regrese a este librero.

Es cierto que en la cocina,
conservados con esmero,
quedan turrones de almendra,
chocolate y limoncelo.

Pero acabó la fiesta
y viajamos por enero
con alegría manifiesta
no en balde hasta los pelos...

terminamos de esta cita
que remueve el canguelo,
la nostalgia y la zozobra
que alimentan los recuerdos.

Ya me quedo con los gozos
que me han hecho un hombre nuevo
y esa serena paz
que aclara los senderos...

de la vida que se fragua
en los normales anhelos.
Bendita serenidad
la que en mi alma ya siento!

Por eso, aunque a esta cuesta
uno llega sin dinero,
viva este mes que devuelve
a todos los pies al suelo!

Diciembre será a las fiestas
que reconocen los fueros
lo que a la vida sencilla
son estos días postreros...

de rebajas, de ahorros
y de propósitos nuevos.
Bienvenido seas ahora,
esperadísimo enero!

lunes, 2 de enero de 2017

Romance de la Puerta del Sol

"Para ser rey de la fiesta
-pregonaba el vendedor-
llévese una de éstas!!"
Yo mientras miro el reloj.

Llega ya la Nochevieja
y las coronas vendió
entre quienes con sus cuernos,
gorritos y... sabe Dios...

hacen cola en Arenal,
que ya la Puerta del Sol
hubo de ser despejada
casi hasta por la Interpol.

Dos por metro, ni uno más,
dijo Carmena y se dió
que tras pasar los controles
gozamos de más confort...

que antes de los temores
por alguna gruesa acción
terrorista o la que fuere
que impidiera el color...

de sitial tan venerable
llegada la situación
de despedirnos del año
fuera mejor o peor.

Qué suerte, junto a la fuente!!
De cara a ese reloj
en que comernos las uvas
envasadas en cartón.

El cava iba en botella,
botella de Lanjarón...
Nada de cristal ni latas.
"Quiten hasta el tapón!"

Quien dice no al policía
si el pobre cumple misión
y hasta se queda sin uvas
ni cava ni cotillón.

Y, además, sólo girarnos
nos brinda la ocasión
de saludar a Chicote
y otros de televisión.

El Sobera, la Pedroche,
Igartiburu... Ay Señor...
Cuánta gente desatada
con su cara de emoción!

Y justito a nuestra vera,
compartiendo la ilusión,
dos de Cabra, uruguayos
y nosotros, estos dos...

que desde Jerez se fueron 
a Madrid con sensación
de haber estado allí siempre...
pero por televisión.

Ahora, entre el gentío,
escuchando el carrillón
y los cuartos que ya llegan
enmedio de la tensión.

Don!!! Una campanada...
Don!!! Ahora ya van dos...
Don!!! Tercera es la uva
que ya canta ese reloj.

La cuarta, la quinta y sexta...
La plaza es todo un pregón
anunciando el nuevo año
entre un grito cachondón...

que hace reir al resto
atragantando un montón
a quienes siguen sacando
la fruta de ese cartón.

Y un brillo viste los ojos
de la rubia y el gachó
que gorro lana calado
luce saltando un montón...

Al terminar ya las doce,
el Diecisiete llegó
prometiendo otras calendas
recibidas con ardor...

en el kilómetro cero,
allá donde está el reloj
que en toda España conocen
como el de Puerta del Sol!


miércoles, 28 de diciembre de 2016

Romance de la M-30

Despidiendo el Dieciséis,
allá donde la Manuela,
se reunirán los recuerdos
de vida tan pinturera.

El año había sido intenso
saliendo de la tormenta
y las luces, tras las sombras,
recogen ya la cosecha.

Así es como cogemos
con ganas nuestro ford fiesta
y nos vamos a Madrid
el que suscribe y Carmela.

Nochevieja en esos pagos
del oso y su madroñera,
Neptuno, el Prado y Cibeles,
el Bernabeu y la Carmena.

Ay Carmena de mi vida!!
La que me lías es buena.
Ves contaminado el cielo
y decides con destreza...

que el tráfico es muy malo,
que los humos nos camelan,
que la mitad de los coches
se queden en duermevela.

Que las matrículas pares
no pasen de la M-30
y que si vas y te atreves
a multitas te revientan.

Ay, Señor, miremos Carmen
que yo no me sé la nuestra!
Que termina en cero dices???
Mandan huevos, qué sorpresa!!

Llegaremos al hotel??
O se encuentra en la refriega
de ese centro madrileño
que la de Podemos cierra.

Que está junto al Manzanares??
Por allí va la M-30!!
Ay, que disgusto más grande!!
Pero en cuál de las riberas??

En la de Carabanchel??
Al fin una buena nueva!!
Ea, pues allá nos vamos.
Y no inventes más, Carmena!!